TREBALL DIGNE PER A UNA SOCIETAT DECENT

dilluns, 18 de febrer de 2019



 100 ANYS DE LES 8 HORES DE LA JORNADA LABORAL

1.919-2.019





Des de la GOAC de Barcelona - Sant Feliu volem donar a conèixer la realitat laboral actual, la realitat de jornada laboral que vivim ara, aquest any que celebrem que fa 100 d'aconseguir la jornada laboral de 8 hores.


I volem fer-ho amb testimonis, amb els rostres del món laboral aquí i ara..




Cuando hablamos de trabajo, se nos presentan mil y un temas de los que podemos hablar dentro de este. Muchas situaciones nos llevan a plantearnos hechos como ’’trabajamos para vivir? Vivimos para trabajar? o Trabajamos para sobrevivir?’’

Preguntémonos cuál debe ser la situación para que alguien llegue a plantearse que trabaja para sobrevivir, o que su vida está únicamente centrada en el trabajo. Claramente situaciones de precariedad, salarios inferiores al nivel económico de nuestra sociedad o jornadas laborales excesivamente extensas. Pero aun así recibimos comentarios de otros ciudadanos diciéndonos ’’por lo menos tienes trabajo’’.

Dentro de la problemática laboral que vivimos hoy en día, existe la jornada laboral, ese tiempo invertido en la elaboración de una tarea. A nivel científico existe un diagnóstico claro, la necesidad de reducir las jornadas de trabajo, no solo para mejorar la productividad y la eficiencia de los empleados, sino también para evitar posibles problemas de salud a medio y largo plazo. (depresión, ansiedad, problemas cardiovasculares, insomnio….)

A nivel histórico hemos conseguido reducir jornadas laborales de 14 horas, como las que se vivieron en el siglo XV, sin regulación ni control sanitario, deteriorando la salud, el bienestar o eliminando la vida social y familiar del trabajador. Conseguimos reducir las jornadas laborales a 48h semanales y poco después a 40h, realizandolas con el triple 8 (8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de sueño). También logramos incrementar los trabajadores en las unidades familiares, pasando de 1 trabajador a dos, ambos teniendo importancia en el mundo laboral. Todo estos avances se consiguieron a base de luchas sociales, huelgas en las que todo el pueblo se unificó por unos derechos globales.

Que nos pasa hoy en dia? ¿por qué hemos conseguido reducir 6 horas de nuestras jornadas laborales, y ahora seguimos viviendo injusticias, excesivas jornadas en condiciones poco óptimas y no somos capaces de luchar por seguir mejorando nuestras condiciones o las del compañero de al lado?

Parece que el conformismo nos ha conquistado.

En primera persona puedo hablar de una jornada laboral en el mundo comercial textil, en concreto de Nike Store Las Ramblas. En cuanto a horarios, no hay complicaciones, depende de la categoría estipulada dentro del negocio, se cumplen unas horas u otras, con un mínimo de 6 y un máximo de 8. Dentro del marco horario de apertura de negocios estipulado, de 9:30 de la mañana a 9 de la noche, creo que a nivel de repartición horaria, está bien organizado, aunque es algo simple, 12 horas de servicio divida en dos turnos iguales debiendo añadir alguna hora dependiendo la responsabilidad que se tenga.

Podemos decir que esta jornada de 6 horas es un punto a favor para poder complementar la vida laboral con la formativa, permitiéndonos a los estudiantes compaginar ambas cosas.
Que no me parece tan bien? El sistema educativo nos pone algún impedimento para poder combinar nuestra jornada laboral con la formativa. Desde el trabajo, me han ayudado manteniendo mis horarios de lunes a viernes siempre por la tarde, respetando así mis horas de clase.
¿Qué problema me presenta el centro educativo dónde estoy realizando un grado superior de integración social? Una inflexibilidad horaria, no permitir que salga media hora antes para poder llegar a tiempo al trabajo, contabilizando toda la hora perdida, sin opción de recuperar las actividades realizadas en ese tiempo. En mi caso no es de vida o muerte el trabajar, pero aquella persona que se encuentra en obligación de hacerlo, por casos que el claustro desconozca, ¿le suspenderán por acumulación de ausencia a una asignatura de última hora de la mañana, y tendrá que prepararse todo el curso en un solo examen en junio, o cursar un año más de este grado por esta asignatura? Creo que podría existir alguna facilidad, ya sea presentando nuestro contrato laboral para verificar que realmente desarrollamos un oficio en ese lugar con un horario determinado.

Por parte del trabajo, un punto en contra es el tema de los festivos.
¿No es suficiente 6 días semanales, 12 horas diarias para poder comprar? Pues parece ser que no. Nos imponen una apertura de 12 domingos anuales, o de días festivos como el 1 de noviembre o el 6 de diciembre. Claro que si pensamos en la productividad y el bolsillo del que vive sentado encima nuestro, es todo positivo, esta persona no trabajará pero por poco que se facture en la tienda mientras los demás trabajan bueno es.
¿Pero quién piensa en los trabajadores de menor categoría? También merecemos descansar un domingo, día que nos regalaron para el descanso, o un festivo, celebre lo que se celebre, pero si es festivo creo que es mérito de descanso.


A todo esto, aun así, recordad que nos piden dar gracias a que trabajamos!


Diego