TREBALL DIGNE PER A UNA SOCIETAT DECENT

TREBALL DIGNE PER A UNA SOCIETAT DECENT

dilluns, 7 de març de 2011

DIA DE LA MUJER

"A veces salimos a la calle con la
esperanza destrozada
Con las ilusiones rotas por el desengaño de
la vida y el desamor que amordaza
a la humanidad...

Vemos cómo los amarillentos dientes
de los poderosos
van devorando a los seres más débiles...

A veces nos sentimos tan tristes y
deshechos..."

(J. Brotons)


Vivimos la cara más horrible, más voraz, del capitalismo.
Recordamos con respeto a las 129 mujeres que, en 1.908, sufrieron en sus vidas la falta de piedad de este sistema: sus dentelladas mortales.
Vemos cómo esos "dientes amarillentos" acechan y devoran...

¿Cómo nos afecta a las mujeres?
Han devorado ya los puestos de trabajo, la vivienda, los derechos, el futuro, la esperanza.
Cada año hay más vulnerabilidad, más miseria, más trabajo precario, peor pagado, peores servicios.
Cada año, cada día, más mujeres se encuentran atrapadas en redes de prostitución, de tráfico de personas, de turismo sexual, de trabajo esclavo… Para unos son lucrativos negocios; para ellas, una salida dolorosa a la miseria.

Por la crisis hemos visto que las mujeres estamos escandalosamente ausentes de las cúpulas de los poderes económicos; donde se decide el hoy y el futuro del mundo. Casi nos alegra porque permite, utópicamente, preguntar: si las mujeres hubieran sido el 50% de esos poderes, ¿estaríamos en el abismo actual? ¿Serán las mujeres capaces de cambiar el sistema?
A veces, atrapas el silencio y escuchas la voz de las mujeres, el temblor de las mujeres, el miedo, la mirada aterrorizada de las víctimas que sufren violencia, humillaciones, vejaciones, violaciones masivas, selectivas...

"Cada 3 minutos una mujer es golpeada,
cada 10 minutos una muchachita es acosada...
Cada día aparecen en callejones,
en sus lechos,
en el rellano de la escalera,
cuerpos de mujeres"

(Ntozake Shange)
Poetisa afroamericana

¿Tenemos razones para ser "permisivas" con gestos, palabras, sonrisas u ocurrencias machistas, ofensivas para nuestra integridad?

¿Avanzamos?
En este año tan duro, es difícil verlo.
Las mujeres estudian, se preparan. Muchas están muy cualificadas, aunque todavía son débiles.
Tienen iniciativas y crean con sus negocios más empleo que las grandes empresas.
Avanzan la conciencia común de ser personas, de nuestra dignidad. ¡LA DIGNIDAD! El mayor descubrimiento que ha hecho el ser humano.
La mujer joven ya no quiere ser solo ama de casa; quiere tener una profesión. Profesiones dignas, trabajos dignos.
Hemos avanzado en algunas leyes.
Casi 300.000 hombres ejercieron el permiso de paternidad.
Queda mucho por conquistar; también en la Iglesia.

Tenemos una EXIGENCIA: Ser Respetadas.
Con RESPETO, tenemos resueltos casi todos los problemas: compañeros, padres, hijos, etc., deben ser corresponsables en todos los aspectos de la vida. Responsables de su 50%.

UNA UTOPÍA
¿Creemos que, mientras existan la explotación y la discriminación masivas, podemos avanzar realmente las mujeres? ¿No hay siempre una herida sangrante en el corazón de cada mujer? ¿Tendremos que resignarnos también en el siglo XXI?

Una voz de ESPERANZA: María de Nazaret
"Derribó a los poderosos de sus tronos
y ensalzó
a los humildes.
Colmó a los hambrientos
de todo lo bueno
y despidió vacíos
a los ricos..."

Lucas 1, 52, 53



Así lo esperamos
HOAC DE MURCIA